004 Automatizaciones, no es el destino, es el camino

Automatizaciones, no es el destino, es el camino

Yo soy un enamorado de las automatizaciones, quizás de la optimización en general. Habitualmente intento, de forma inconsciente, crear una acción que me permita ahorrar tiempo y esfuerzo en un futuro. No hablamos de hacer el vago o ahorrar

automatizaciones
automatizaciones

unos euros, hablamos de sacar el mayor partido posible a lo que hacemos.

Metiéndome en el terreno personal, yo vivo en una localidad cercana a Sevilla capital, vivo ahí desde que me casé y todo mi mundo gira entorno a Sevilla capital, mi trabajo, el de mi mujer, el colegio del niño, nuestras amistades, nuestras familias… digamos que tenemos que ir a Sevilla sí o sí bastantes veces. Realmente no es necesario hacer una maximización extrema de cada viaje pero no sé qué mecanismos hay en mi cerebro que intenta, por sí mismo, organizar todos los eventos de manera que haya que hacer el viaje las menos veces posibles.

Con el tema informático me pasa tres cuartos de lo mismo, inconscientemente intento automatizar las cosas, desde acciones de carpetas para que determinados archivos vayan a su carpeta correspondiente a importar productos a un ecommerce de manera óptima para no perder tiempo en el camino pero…

¿Cuánto tiempo/esfuerzo dedicamos a estas automatizaciones?

Personalmente creo que a veces no nos sale todo lo rentable que debería. Hay veces en las que, por las complicaciones provocadas por esas automatizaciones o porque no se van a usar tanto como pudiera parecer, el proceso de automatizar una tarea nos consume mucho más tiempo que el que emplearíamos en hacer esa misma tarea.

Hay maestros de la automatización como los chicos de iCharlas, AppsMac en 8 minutos o el propio Emilcar, que tienen montado “el chiringuito” de tal manera que nada queda a la improvisación y consiguen ahorrar mucho tiempo y esfuerzo en tareas repetitivas.

Hazel, Automator, Text Expander… son un claro ejemplo de automatizaciones que pueden ayudarnos en nuestra vida diaria, yo mismo he optimizado/maximizado/automatizado muchísimo el proceso de grabación de mis podcasts y he de decir que el ahorro de tiempo es importante pero lo que realmente quiero haceros reflexionar es de si nos tomamos el tiempo necesario para valorar si cada proceso de automatización que realizamos o queremos realizar, va a tener el efecto deseado, esto es, un ahorro de tiempo o esfuerzo o simplemente lo hacemos por ese afán optimizador que llevamos dentro y/o acrecentar nuestro ego por haber conseguido hacer algo con un simple clic o gesto cuando a priori resultaba una tarea tediosa.

El título de este post hace alusión a una frase que le escuché a un maestro del Clash of Clans y que perfectamente se puede aplicar a las automatizaciones.

Clash of Clans no es llegar al final, es disfrutar del camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *