015 Burocracia en el día a día

Burocracia

Todos nos hemos enfrentado al muro de la burocracia y ciertamente es algo contra lo que es difícil luchar y, salvo que tengas algún tipo de “amigo” o enchufe, algo que te va a requerir mucho más tiempo del que presuponías en un principio.

En las últimas semanas he tenido que enfrentarme a sufrir diferentes gestiones con diversas entidades, una con una parte privada como es el caso de la financiera Cetelem para la compra de un vehículo y la Seguridad Social y en otra con una entidad pública como es la Agencia Tributaria por un problema de una multa impagada. En ambos casos me asiste la razón, como finalmente se ha demostrado, pero en ambos casos he tenido que sufrir la lentitud y las trabas que la burocracia nos pone delante en nuestros quehaceres diarios.

burocracia

Entiendo que debe existir cierta cantidad de burocracia para gestionar permisos, certificados, solicitudes… pero también entiendo que las peticiones de documentación deben ser las necesarias para ofrecer cierta garantía pero no más. Pedir papeles por pedir, derivar al usuario de una ventanilla a otra pudiendo solucionarlo en el momento a golpe de un simple clic, me parece deleznable y falto de toda razón.

No entiendo qué puede motivar a las entidades a convertir la burocracia en burrocracia, lo único que se me ocurre son cosas malas, malas prácticas, dejadez, intenciones oscuras y casi rozando la conspiranoia. Hay que dejar claro que no culpo a los trabajadores en general, probablemente una amplia mayoría hacen bien su trabajo y es el sistema el que tiene la culpa aunque bien es cierto que hay mucho empleado que se limita a hacer desde “a” hasta “m” y aunque hacer algo que llega hasta la “n” no le supone ningún esfuerzo, prefieren no extralimitarse y decir que no se puede o que lo haga otro, aunque vaya en contra de toda productividad… en fin, la burocracia es algo contra lo que es difícil luchar y casi siempre perderemos la batalla.

Comments

  1. @cokecontre says

    Como trabajador de la administración pública estoy en parte de acuerdo y en gran parte en desacuerdo. El gran problema de la administración pública no son los trabajadores de a pié sino los políticos y burócratas que las diseñan y que ni saben ni les importa un pimiento que funcionen bien. Imagínese en el caso que ud expone de la AEAT que la trabajadora de la ventanilla A se extralimita de sus funciones y le da una información de un área que no le corresponde y que por tanto puede no ser correcta, ya que no conoce el sistema de trabajo, de codificaciones o la legislación que se debe aplicar a cada caso concreto. Imagínese que ese error conlleva que Ud pierda otro día o incluso dinero. Cuando usted pide humanidad a esa trabajadora tendría que ver la humanidad de la gente que pierde alguna de esas cosas porque esa trabajadora le ha intentado ayudar y su reacción ante ella, al igual que la reacción de sus superiores jerárquicos por extralimitarse.

    • says

      Por supuesto que la culpa no es en general de los trabajadores, no son los culpables de la burocracia. En cuando a la información de esa persona… estoy de acuerdo contigo pero hay ciertos casos en los que orientar un poquitín, aunque no sea tu trabajo, no cuesta demasiado. Hay muchas personas que lo hacen y es de agradecer, al menos en mi caso. Entiendo que hay muchos casos en los que no se pueden ni deben extralimitar pero hay otros en los que sí se podría hacer una excepción. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *