023 Task killer

Los que estéis en Android desde el principio (HTC Dream, HCT Magic…) os acordaréis de lo importantes que eran los task killer en aquel momento. Teníamos móviles con 128 megas de ram y tener dos aplicaciones abiertas era casi imposible. Mucho ha llovido desde entonces y la fiebre de los task killer tocó a su fin tan rápido como llegó.

Por la filosofía de UNIX que es la base del sistema operativo Android y de muchísimos otros, la memoria ram debe estar siempre llena ya que un mega que esté sin usar es un mega desaprovechado. Esto hace que la memoria ram esté siempre llena o casi llena de aplicaciones que no hemos abierto desde hace mucho tiempo.

Aunque nos empeñemos, el cerrar estas aplicaciones es contraproducente porque el sistema volverá a abrirlas o abrirá otras en su lugar y eso hace que el consumo de recursos sea mayor que si dejamos que el propio sistema gestione la memoria ram.

Os dejo un fragmento de un artículo muy interesante y un enlace para que leáis el contenido completo si os interesa, en el que explican el funcionamiento de la ram en Android (UNIX).

Breve introducción al funcionamiento de la RAM en Android

Muchos de nosotros hemos trabajando durante años con Windows y sabemos que el gestor de tareas a veces es una herramienta muy útil, especialmente cuando un proceso se queda bloqueado. En definitiva, vamos llenando RAM poco a poco según abrimos aplicaciones. Sin embargo en Android la gestión de la RAM funciona de manera completamente diferente.

En Android la RAM siempre tiende a llenarse hasta dejar un pequeño margen de maniobra. ¿Por qué así y no como en Windows? Muy sencillo, por eficiencia. La RAM ocupada es mucho más práctica que si está vacía.

Según vamos utilizando aplicaciones estas van ocupando RAM para que, si las volvemos a abrir tenerlas disponibles al momento. Al añadir más aplicaciones y llegar al límite esas aplicaciones que no se usan se van eliminando automáticamente dejando hueco a las nuevas.

Sin embargo que vaya eliminando aplicaciones no significa que mate procesos. Es decir, todas las actividades programadas que actúan en segundo plano como la sincronización del correo, tareas, etc. Nunca las elimina el sistema, sólo se eliminan las aplicaciones que no tienen actividad.

Para concluir esta explicación, y retomar la cuestión original, aquí tenéis un esquema sacado de la web oficial de desarrolladores de Android para que veáis cómo se gestionan las aplicaciones en nuestros dispositivos:

task killer

Fuente: Task Killer ¿realmente son útiles?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *